Seguidores

domingo, 7 de octubre de 2012

La Berrea

Bonita berrea esta semana, tarde pero llegó.
He disfrutado quizás de la berrea mas bonita de mi vida "hasta el momento".
El señor de la dehesa se hizo esperar este año, quizás la falta de agua retrasó el celo del Venado, pero en cuanto calleron unas gotas las notó rápidamente el señor de la dehesa, la calentura del celo entró en su cuerpo, sus bramidos se hizieron notar al instante y nosotros pudimos disfrutar de esa berrea.
En el tiempo de berrea permitida para abatir venados, las noches que salí a rondarlos, no bramaban, parecía que la berrea no había empezado, las ciervas estaban sueltas, los machos juntos y no había a la vista un ejemplar que valiese la pena, diez puntas lo mas que vi encima de un venado, por lo cual no abatí ninguno. Mi amigo el de las luchaderas grandes no se dejaba ver, después de tenerlo varias veces en el comedero de los guarros, con toda su pelusa y después con los cuernos ya limpios, no había forma de verlo,  no es que fuera gran cosa pero le tenía ganas ha ese venado, si tenía sus diez puntitas y unas luchaderas de escandalo, pero no hubo suerte parecía que la tierra se lo había tragado.
Después que los permisos de berrea se acabaron empezó lo bueno, las aguas llegaron y el venado entró en celo de verdad, bramaban por todos los sitios, los escuchabas romper monte con ganas, ya no veías hembras sueltas, todas estaban con su señor, agrupadas y listas para ser montadas por el señor de la dehesa, yo con mi permiso de aguardos cochineros, disfruté, disfruté de lo lindo, han sido unas noches intensas, la verdad es que a lo que menos atención prestaba era al comedero de los guarros, esos bramidos me volvían loco, la dehesa estaba llena de vida, ellas buscando las primeras bellotas que ya se dejan caer y ellos como lo que son, venados en celo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario