Seguidores

domingo, 15 de abril de 2012

Accidentes de caza


Esta semana con el accidente del nieto del Rey ha vuelto a sonar ese run, run sobre la caza en los menores, que si somos unos irresponsables, que si los niños no deben cojer armas, que si las armas las carga el Diablo.... habladurías que de nuevo ponen a los cazadores en el punto de mira.

En mis 35 años con armas en las manos he visto casi de todo, pero lo que realmente me puso la carne de gallina y los pelos de punta fue esta temporada en una montería cuando vi un recordatorio como esos que vemos en nuestras carreteras donde a fallecido alguien, con su lapidita, sus flores y la dedicatoria de sus familiares. Pero todo esto en una montería, en el cortafuegos, al lado de mi puesto, "se te ponen los pelos de punta." y fue un cazador abatido por otro cazador, accidentes de caza. "disparar si ver a que disparas"

Pues quizás por esas cosas el cazador es cazador y no un simple aficionado que se compra un rifle y se hecha al monte diciendo yo también soy cazador, cuando en realidad no sabe lo que lleva en las manos, ni que potencia tiene su arma, ni donde debe disparar su arma, ni que animales debe abatir, solo por el hecho que tiene permiso de armas y licencia de caza ya es cazador, cuando los exámenes para odtener dichos permisos son una milonga o un sacaero de perras como dicen en mi tierra.

Todo lo que se oye y todo lo que se comenta sobre el nieto del Rey, que si su padre es un irresponsable, que si le tienen que sancionar, os daré mi punto de vista sobre este tema.

Sancionarle, le tienen que sancionar porque nuestra ley de armas es para todos igual y el niño no tiene permiso de armas.

Pero lo de que su padre es un irresponsable, ahí no estoy de acuerdo con esos comentarios, precisamente os he narrado mi aventura en una montería este año.

El cazador nace y se va moldeando con el paso del tiempo, por norma o casualidades de la vida, la caza suele pasar de generación en generación, se enseña de padres a hijos, ¿quien te aconsejará mejor que tu padre o tu abuelo, de lo que debes hacer o no hacer con un arma en las manos, donde debes disparar y donde no, sobre que debes disparar y sobre que no debes ni siquiera apuntar, como debes subirte a un árbol, como debes pasar una alambrada...?. En mi corta carrera como cazador he visto casi de todo, pero de lo que estoy totalmente seguro es de lo que me enseño mi abuelo y mi padre sobre las armas, son cosas que no se olvidan y sobre todo son precauciones que debes tomar cuando llevas un arma en las manos, porque disparar, dispara cualquiera.

Por eso no hagamos tanto ruido sobre lo que le pasó al chaval o no, estoy seguro que la bronca mas gorda será de su padre y abuelo, grandes aficionados a la caza, son accidentes que pasan, todos los años tenemos alguno y por desgracia los seguiremos teniendo por la cantidad de irresponsables que campean por nuestros montes diciendo yo también soy cazador, yo bien creo que ese chico aprendió una buena lección y de ahora en adelante seguirá los consejos de su padre y abuelo al pie de la letra, estoy seguro que será un gran cazador.

Animo Pipe.

2 comentarios:

  1. NO, no las carga el diablo, las cargan las personas...
    A mí por poco me matan a una perra hace muchos años...al final salvó el cuello pero empezó a temerle a los disparos, afortunadamente es el único accidente que he vivido.
    Saludos.
    PD.No estaría de más que pusieran el globo a los cazadores al igual que a los conductores.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta, buena entrada Luís. A seguir bien figura. Un abrazo.

    ResponderEliminar