Seguidores

sábado, 28 de mayo de 2011

Extremadura


Ni que decir tiene, paraíso natural, lugar privilegiado para el mundo de la caza y refugio de animales en sus bosques Mediterraneos.
Desde este mirador "el mirador de la higuerilla" podemos ver el río Tietar a su paso por el Parque Nacional De Monfragüe. Lugar de parada obligatoria en nuestras visitas al Parque.
Aunque ya hace unos años una antigua ministra la señora "Narvona" sacase la digamos " ley Narvona" que prohibía la caza y la pesca en Parques Nacionales, en nuestro Parque se puede cazar y pescar, no se quien autorizará eso pero está muy bien autorizado.
La caza en el Parque es controlada al máximo y se caza por superpoblación de animales, si no se regulasen sería un desastre de flora y de fauna por enfermedades. Por supuesto no se está cazando todos los días, se da una montería de cuando en cuando dependiendo de las necesidades del Parque.
La pesca también es controlada, devolviendo todas las especies autóctonas obligatoria mente al agua y así podemos disfrutar de muy buenas tardes en el Parque.
Desde aquí quiero felicitar a los gestores del Parque por la buena gestión que realizan.

martes, 24 de mayo de 2011

Recuerdos del pasado


Han pasado años desde esta foto, ya no existe ni el sitio donde está colgado el guarro.
Los protagonistas de la foto han cambiado bastante, alguno con el paso de los años se le nota bastante el cambio de pelo, pero como dice el refrán "la zorra cambia de pelo, pero no de maña".

jueves, 19 de mayo de 2011

Mujeres en la caza


Ole, ole y ole por ellas.
Creo que tienen el mismo derecho que los hombres a disfrutar de este arte.
Aunque nosotros no tenemos todavía ninguna mujer que practique la caza diréctamente, si tenemos muchas que acompañan a sus maridos en nuestras monterías.
Creo, si no me confundo y quiero creer bien, que posible mente esa niña de la foto será la primera en el pueblo en empuñar una escopeta.
La vemos acompañada de su madre y algún amig@ como no a una montería.
Eso es afición y así es como se aprende a la vera de su padre, seguro que será una gran montera.

sábado, 14 de mayo de 2011

Los peques en la caza


Vamos abordar este tema. ¿si o no? Yo digo que el cazador nace y se va moldeando siempre con la ayuda de un tutor, corrigiendo sus fallos, enseñándole sus virtudes y como no, el respeto por el medio ambiente y los animales.
Ultima mente en el antiguo borrador que por suerte se desechó, se pretendía cambiar la edad de los menores para conseguir el permiso de armas, de los catorce años que está ahora a los dieciséis, yo creo que se equivocan nuevamente, volvemos a lo mismo. Hay que enseñarlos, moldearlos, no es tengo permiso toma un arma y ponte ahí, no, no es así. El llevar un arma en la mano conlleva una responsabilidad, la de saber usarla, donde debes disparar, cuando y a que.
Eso se aprende cazando, acompañando a tu tutor en muchas jornadas cinegéticas, prestando atención a lo que te dicen y si de verdad lo llevas dentro serás un gran cazador.
De todos es sabido que la caza conlleva un peligro, hoy por hoy tenemos muchos pistoleros que primero disparan y luego preguntan ¿que era?. Que llevar a un peque de caza es peligroso, pues si, pero también es peligroso cruzar una calle o jugar al fútbol.
Yo creo que la única manera de que nuestras próximas generaciones puedan disfrutar de nuestra caza y nuestros montes es enseñarlos a respetar el campo y los animales.
Y el intentar evitar esos accidentes que por desgracia todos los años ocurren, para eso hay que enseñarles el manejo de las armas, hay que mamarlo y recibir muchas broncas.
Desde mi punto de vista, digo si a los peques en la caza.

domingo, 8 de mayo de 2011

Mi mejor compañero.


Guardadas las armas en el armero y esperando que vuelvan a salir, el campo y la pesca ocupan mis fines de semana ahora.
Mi hijo pequeño, mi fiel compañero, no hay escapada al campo si el.
Tiene mi afición, le encanta la caza, la pesca, el campo. Y ahora es el momento de enseñarle el amor y el respeto por la naturaleza y los animales.
De dar esas lecciones que pasan de padres a hijos, de enseñarle todo lo que a mi me enseñaron, el como buen alumno, se queda con todo.
Conocedor del campo, sabe que es un valle, una vaguada, un cerro, una jara....
Conocedor de los animales, diferencia un zorzal volando, un vareto, un orquillón....
Que os puedo decir de un compañero como este, ojalá nunca se tuerza y que siga el camino marcado, nosotros estaremos ahí, siempre apoyándole.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Arrimando el hombro


Como es de suponer nuestras monterías son de pueblo, paisanos y paisanos.
Es decir no contamos con gente encargada de sacar las reses, tenemos que arrimar el hombro todos y sacar las reses a cargadero, donde entre un todoterreno a cargar.
La gente colabora y todo se hace mas fácil y como veis el primero que va tirando es "el presi" y no se le caen los anillos, esperemos que este buen royo siga muchos años.