Seguidores

martes, 11 de enero de 2011

A mi padre


Hoy le toca al jefe.
El día de la montería se dedicó mi hijo a sacar las fotos, cual fue la sorpresa cuando llego a casa, no tenía ni una foto de su abuelo con el pavo que abatió, la bronca fue terrible por mi parte, mira que le dije sácale a tu abuelo unas fotos, pues nada. Pero ahí estaba el amigo Fernando de "Cilleros ni mas ni menos" que no se lo dejo escapar y si le sacó unas buenas fotos para su blog, yo las rescate de su blog para vosotros.
Es el primer venado que mata el jefe, y no tubo mal estreno, un buen aparato ese venado.
La verdad que desde que se impusieron las monterías en el pueblo, ha tenido muy mala suerte con los venados, es el segundo que tira y este si, espero que tire alguno mas.
Me alegré un montón y le deseo que mate muchos mas, mas que si los mato yo pues el hombre va mayor, ya le cuesta, los años no pasan en balde.
Siempre muy bueno con el hierro en las manos y siempre muy buen maestro de campo para su hijo, todo lo que soy yo como cazador, se lo debo a él y a su padre, mi abuelo, gracias a los dos por enseñarme este noble deporte que es la caza.

1 comentario:

  1. ¡Qué bonito ver a un padre satisfecho con su trofeo y a un hijo orgulloso de su padre!La caza suele ser un veneno que se nos mete en vena por vía paterna normalmente y verlos dar lecciones de caza, aunque ya les vayan fallando un poco las fuerzas, es una gran satisfacción...

    Ya firmaría yo seguir al pie del cañón a la edad de mi padre...

    Un saludo.

    ResponderEliminar