Seguidores

lunes, 25 de octubre de 2010

La caza del hurón




Hace unos días me invitaron a cazar con hurones, ya había cazado antes pero tratándose de cazar, mi padre mis cuñados y yo nos pusimos en marcha hacia tierras Toledanas.
Llegamos la noche antes para hacer noche en Toledo y no tener que madrugar mucho, nos levantamos tempranito y al cazadero.
Allí nos esperaban dos viejetes con sus hurones, cazamos unos cerros pero no había muchos conejos por allí, se dio mal la mañana, a las 11,30 desilusionados por la falta de conejos y por el calor que apretaba bastante decidimos dejarlo, sabiendo que por la tarde darÍamos otro golpe en otro sitio y con otra gente.
A las 4 al cazadero, eso era otra cosa.
Había agujeros por todas partes, tenÍan los olivos secos, era impresionante.
Nos repartimos con los distintos huroneros y al lio, yo me quede con mi padre y con uno de ellos, metimos en un vival que parecía una plaza de toros seis bichos, al momento empezaron a salir conejos y !ala con ellos¡ nos echaron mas de veinte conejos de esa plaza de toros,salian a una velocidad de vertigo, algunos se envocaban sin darnos tiempo a encarar la escopeta, en ese va y bien, los bichos salian como perros detras de los conejos, otros salian despistados y yo no conocedor de esos animalitos los cogía para meterlos por otra voca y si, si, vocado si me dieron alguno, afinamos bien , creo que nos portamos, se fueron un par de ellos.
Fue una pasada, un dia inolvidable, el año que viene estoy dispuesto a repetir.
Solo espero que el calor apriete un poco menos, pues así los bichos no cazan bien.
No los contamos pero hicimos una buena percha.

1 comentario:

  1. eso no es na yo mato mas conejos y sin tanta gente ni tantos hurones

    ResponderEliminar